La última tecnología en conectividad

Bosch en el Mobile World Congress 2017

La compañía presentó sus soluciones inteligentes IoT, en tecnología para el automóvil.

El Bosch Forward ShowCar incorpora una amplia gama de tecnologías innovadoras como la “Driver Monitoring Camera”.

Bosch, proveedor global de tecnología y servicios, presentó sus soluciones para la movilidad conectada y la tecnología de sensores en el Barcelona.

Junto a la casa y el trabajo, la conectividad está convirtiendo el automóvil en el tercer espacio de permanencia. En esta línea, Bosch presentó un “concept car” que muestra cómo, en el futuro, los diferentes ámbitos de la vida estarán interconectados.

El Bosch Forward ShowCar incorpora una amplia gama de tecnologías innovadoras como la “Driver Monitoring Camera” (Cámara de Monitorización del Conductor), que hace posible el reconocimiento facial y la personalización desde el mismo instante en que el conductor se sube al vehículo. Por ejemplo, el coche ajusta la altura del volante, los espejos retrovisores, la temperatura interior y la emisora de radio, según las preferencias personales del conductor.

También incluye el primer control gestual con retroalimentación háptica, que utiliza sensores de ultrasonidos para detectar si la mano del conductor está en el lugar correcto. De esta manera, los conductores pueden centrar su vista en la conducción, mejorando así la seguridad.

El Mirror Cam System es otra solución a destacar y consiste en la utilización una videocámara para sustituir a los dos retrovisores exteriores. Los sensores de vídeo se pueden integrar en el interior del vehículo y las imágenes se muestran en los displays situados cerca de los pilares A, en los laterales del vehículo.

Por último, el concept car de Bosch, desarrolló el sistema “Perfectly Keyless”: la llave del coche segura en tu Smartphone. A través de la personalización, permite el acceso al automóvil sin llave y ofrece al conductor la posibilidad de abrir y arrancar el coche, de forma pasiva, utilizando su smartphone como si fuera una llave digital. Con la clave digital cifrada en el teléfono, el vehículo se puede desbloquear y arrancar sin ninguna interacción. Al acercarse al vehículo, el sistema identificará automáticamente la llave secreta en el smartphone del conductor y realizará una medición de la distancia. Dentro de un rango específico (a dos metros del coche aproximadamente) se permitirá el acceso. De manera similar, el arranque sólo se permite si “Perfectly Keyless” localiza el dispositivo móvil dentro del coche.

De esta manera, el coche se convierte en un asistente personal del conductor gracias a la comunicación personalizada y le permite disponer de más tiempo para dedicarse a otras tareas a través de la conducción automatizada como escribir correos electrónicos o entretenerse con música o videos en streaming.

También te puede interesar...