Más ligero y más veloz

La nueva generación del pequeño Swift ahora tiene una versión deportiva. Menos de una tonelada de peso para 140 caballos.

El nuevo Swift Sport ha hecho su debut mundial. La tercera generación del Swift Sport presenta una silueta más baja y ancha, un estilismo más agresivo y una relación peso-potencia que meten al Swift Sport en el terreno de los deportivos compactos. “Sabemos que nuestros clientes valoran una experiencia de conducción dinámica sobre todo lo demás”, dice el ingeniero jefe del Swift Sport Masao Kobori, “por tanto hemos creado un nuevo Swift Sport más ligero, más rápido y más estimulante en todos los sentidos.”

El peso en orden de marcha se ha reducido en 80kg quedándose en tan solo 970kg, el par motor se ha elevado en 70 Nm alcanzando los 230 Nm, y el ya aclamado manejo del Swift Sport tiene mejor respuesta que nunca.

El resultado es un comportamiento genuinamente deportivo que lleva al Swift Sport a un nivel superior.

La figura atlética del Swift Sport y las credenciales de su comportamiento se realzan gracias a un parachoques y a una parrilla central exclusivos, y a un spoiler delantero, unos faldones laterales, un difusor y un spoiler trasero aerodinámicos. Unas  llantas de 17 pulgadas y un tubo de escape dual completan el conjunto.

Esta ya es la tercera generación de la versión deportiva del Swift.

El nuevo interior estimula los sentidos del conductor. Paneles decorativos y relojes de colores contrastados, causan un impacto visual al tiempo que los asientos de aspecto deportivo y los materiales de alta calidad mantienen al conductor firmemente al mando de la diversión.

Con un motor 1.4 BoosterJet de 140 caballos y un peso en orden de marcha que es 80kg más ligero que su predecesor, el Swift Sport ha evolucionado hacia un deportivo compacto que convierte la excitante conducción deportiva en una realidad.

El nuevo Swift Sport descansa sobre la plataforma “HeartEct”, una plataforma Suzuki de última generación que mejora el comportamiento del vehículo al aligerar el peso e incrementar la rigidez.

Una completa revisión de la estructura del interior y del diseño de sus componentes ha dado como resultado el reemplazo de la estructura segmentada de la plataforma previa por una estructura continua que incrementa la rigidez interior. La nueva estructura se caracteriza por su forma suave y curvada que dispersa la energía de forma eficiente, mejorando la seguridad en caso de colisión. La rigidez general de la carrocería ha sido aún más reforzada con una mayor soldadura por puntos que mejora el control del vehículo y facilita una conducción lineal.

Pesa 970 kilos y tiene motor turbo. Diversión asegurada.

El turbocompresor está equipado con control de la válvula de descarga que está cerrada por defecto para ofrecer una excelente respuesta en la conducción normal y se abre para minimizar el consumo de combustible durante la marcha.

“Sabemos que nuestros clientes valoran una conducción dinámica por encima de cualquier otra cosa por eso, en la tercera generación del Swift Sport nuestro concepto de desarrollo fue “Máxima emoción al volante. Teníamos una magnífica base sobre la que trabajar porque la nueva plataforma Swift es increíblemente ligera y rígida. Nuestro equipo tenía cientos de nuevos diseños e ideas, pero esas ideas solo podían salir del papel si añadían emoción. Hemos hecho el coche más bajo y más ancho y lo hemos llenado de tecnologías poco pesadas. Estamos seguros de que cuando lo conduzcas vas a decir ¡wow!”, dijo Masao Kobori.

Con respecto al nuevo Swift, el Sport estrena un diseño exclusivo, más extrovertido.