Nueva edición de “La Lata de Castrol”

Las nuevas yerberas imitan al lubricante de competición lanzado en 1910.

Los yerberos de Castrol ya son un clásico coleccionable.

Los próximos dos meses podrían ser los ideales para hacer el service del auto. La marca de lubricantes Castrol lanzó el mes pasado una nueva promoción para aquellos que cuidan su auto y quieren, además, quedarse con una reliquia en su local, en la cocina de su casa o en el garage.

Haciendo el cambio de aceite con Castrol Edge o Castrol Magnatec Stop Start se podrá obtener la nueva lata yerbera coleccionable. La misma rememora el viejo envase “racing” que la marca inglesa desarrolló en 1910 para los pilotos que buscaban batir los récords de velocidad en tierra.

Su diseño vintage “desgastado”, como aquellas latas de producto que aún guardan los fanáticos, se contraponen con la tecnología innovadora que mantienen los productos que desarrolla Castrol en estrecha colaboración con los principales fabricantes de equipos originales.

Este el caso de los motores Ford para los cuales desarrollaron el lubricante Magnatec Stop Start, cuya fórmula reduce el desgaste de sus motores, que en promedio se prenden y apagan en Argentina 18.000 veces al año debido al tránsito y los semáforos.

La promoción es válida también para cambios o compras del lubricante Castrol Edge, cuya tecnología de Titanio previene que la película de aceite se rompa, incluso en motores potentes y bajo grandes presiones internas. Ideal para todos los vehículos del mercado actual argentino, ya que cumple con las normas exigidas por los fabricantes.

La misma podrá encontrarse en todo el país en los puntos de venta de la marca, que pueden visualizarse en www.wakefield.com.ar/dondecompro .

Con esta nueva acción, Castrol busca continuar acercando la historia de la marca a los consumidores, reforzando así su larga trayectoria como fabricante de aceites, lubricantes, grasas y servicios afines de primera calidad para el sector automotriz.