Sobreviviendo a San Pablo

El jueves 14 de noviembre, la ciudad de San Pablo batió un récord histórico. Se registró el mayor congestionamiento de tránsito del que se haya tenido memoria, con una extensión máxima de 309 kilómetros, sumando los embotellamientos en todos los accesos al centro.

San Pablo es famosa por ser la ciudad más grande de Brasil, con una población de 11 millones de habitantes en el centro urbano y de 42 millones en todo el estado. Es decir: hay más paulistas que argentinos.

También es el centro industrial del país. Capital de negocios. Y fuente de tendencias. Pero San Pablo es, ante todo, famosa por su tránsito de pesadilla. La semana pasada, durante cuatro días, Lubri-Press tuvo la posibilidad experimentar en carne propia el mítico “lentidão”, una experiencia que ni los más embotellados vecinos porteños están cerca de experimentar.

El famoso “lentidao” paulistano lo sentís en la barba. Sentado en el auto, en medio del embotellamiento, la escuchás crecer.

El famoso “lentidao” paulistano lo sentís en la barba. Sentado en el auto, en medio del embotellamiento, la escuchás crecer.

En 30 años, la velocidad media en San Pablo cayó de 32 a 15 km/h.

En 30 años, la velocidad media en San Pablo cayó de 32 a 15 km/h.

¿La imagen te resulta familiar? Buenos Aires y muchas ciudades argentinas van camino a imitar al tránsito de San Pablo.

¿La imagen te resulta familiar? Buenos Aires y muchas ciudades argentinas van camino a imitar al tránsito de San Pablo.

Para la aventura contamos con la ayuda de General Motors Argentina, que nos gestionó con sus colegas de Brasil el préstamo de una Chevrolet Trailblazer 3.6 V6 Gasolina. Se trata de una versión que no existe en nuestro mercado de la SUV basada en la pick-up S10. Acá sólo se comercializa la variante 2.8 Turbodiesel.

Es una motorización exclusiva para el mercado brasileño, sin planes de llegar a la Argentina. Tiene 239 caballos de potencia a 6.600 rpm, 335 Nm de torque a 3.200 rpm, tracción integral con caja reductora y caja automática secuencial de seis velocidades.

En Brasil, donde los impuestos para los autos importados son muy altos, esta Trailblazer es demandada por quienes buscan un vehículo amplio, confortable y potente, pero a un precio más razonable. Es un clásico de las empresas de vehículos blindados y, además, es más discreta que otras SUV extranjeras.

Sin dudas, es un vehículo soñado para transitar por todo tipo de caminos. Excepto los de San Pablo.

Entre 1982 y 2012, la velocidad de tránsito media por las avenidas de San Pablo cayó de 32 a 15 km/h. Luego del engarrafamento récord de hace dos semanas, las autoridades de la ciudad no salieron a calmar a los ciudadanos. En su lugar, admitieron: “El número de vehículos ya superó por mucho nuestra capacidad vial”.

Esta confesión tan sincera sorprendería a cualquier argentino que visita San Pablo. Por donde sea que vayas, vas a ver autopistas, puentes y túneles en construcción. La última vez que había estado en la ciudad fue en mayo y el fin de semana pasado me encontré con distribuidores viales y tramos de autopistas completamente nuevos.

Así y todo, no alcanza. En los últimos cinco años, San Pablo ganó más autos que personas: 1,4 millones de vehículos contra 1,3 millones de habitantes.

TRAILBLAZER1

Ya no es un problema de infraestructura ni de economía. El “lentidão” desató una verdadera crisis social: “¿Imaginan el tiempo que las personas pierden de convivencia familiar, para estudiar, de descanso y ocio, siendo presas del tránsito?”. No lo dijo un médico. Ni un psicólogo. Lo dijo el ex ministro de Economía, Maílson da Nóbrega.

Además, para el foráneo, el diseño de la ciudad no ayuda. El clásico y previsible esquema cuadriculado de las principales ciudades argentinas no existe en San Pablo. Fue así hace un siglo, pero con el afán de agilizar el tránsito, se inventó la circulatura del cuadrado. Se colocaron puentes donde antes había rotondas, se cavaron túneles donde antes había que esquivar plazas y se construyeron autopistas donde antes sólo había terra vermelha.

Una vez más, así y todo, no alcanza. Recorrer nueve cuadras te puede llevar media hora, por los rodeos que hay que dar en el centro, y –cuando ya habías encontrado buenos argumentos para defender el uso del auto por sobre las piernas- llegás a destino y descubrís que no hay dónde caralhos estacionar.

La Trailblazer, hay que reconocerlo, ayudó bastante a sobrellevar el “lentidão”. Todo el interior está tapizado en cuero, la butaca del conductor tiene ajustes eléctricos y, para las maniobras, cuenta con sensores de estacionamiento y una buena cámara de retroceso.

También viene con la pantalla táctil del sistema MyLink, que en este caso incluye el navegador satelital. Aunque, hay que decirlo, no resulta muy preciso.

Nos llevó por caminos errados en más de una oportunidad –tuvimos que recurrir a un iPhone+GoogleMaps para recuperar el rumbo- y, cuando el vehículo llevaba mucho tiempo parado, preso del tránsito, el cursor del GPS cobraba vida propia: comenzaba a moverse por la pantalla, intentando mantener un diálogo franco con los satélites, pero dudaba y comenzaba a posicionar al vehículo en la azotea de un edificio, sobre un río o justo saltando encima del Monumento Das Ondas (y no es que nos faltaran ganas de hacerlo).

“Este es el verdadero GPS para perderse”, opinó Prematuro, flamante integrante del Festa Group de Lubri-Press.

La Trailblazer no es un mal lugar para estar. Sus propietarios paulistanos pasan ahí dentro la mayor parte del día.

La Trailblazer no es un mal lugar para estar. Sus propietarios paulistanos pasan ahí dentro la mayor parte del día.

Que todavía pierde por goleada contra un celu con Google Maps.

Que todavía pierde por goleada contra un celu con Google Maps.

Incluye el sistema MyLink con GPS.

Incluye el sistema MyLink con GPS.

Refugiarte en un shopping center tampoco es una solución. Los estacionamientos tienen rampas en espirales que suben hasta nueve pisos de altura y allí dentro –oh, sí- también hay embotellamientos. Los administradores de los centros comerciales tuvieron que eliminar los clásicos 15 minutos de tolerancia entre el pago del estacionamiento y la llegada a la barrera de salida: nadie logra escapar de allí en menos de media hora.

Lo más grave de todo es la certeza casi absoluta de saber que -si no se toman medidas urgentes- estos megaembotellamientos comenzarán a verse pronto en Buenos Aires y otras grandes ciudades de nuestro país. Y no en décadas, tan sólo en un par de años más.Pero volvamos a la Trailblazer. ¿Qué hay del V6 de 239 caballos?

La diferencia con el turbodiesel, incluso a velocidades mínimas, hay que admitirlo, es notable. Es un motor lógicamente más silencioso y, aunque no tiene tanto torque como el gasolero, permite un manejo más ágil. Pero, en San Pablo, eso es algo que sólo se puede experimentar en medio de la madrugada, volviendo a casa después de una noche en Vila Magdalena, y escuchando a los seis cilindros retumbando entre las paredes del Túnel Ayrton Senna.

Tiene sentido.

Ahora comprendo por qué, para poder acelerar, el bueno de Ayrton se vio forzado a convertirse en piloto: él era paulistano.

 

C.C.

Fotos: Javcos

Agradecimientos: GM Argentina, GM Brasil, DOC Viajes.

 

Glosario

Engarrafamento: Embotellamiento.

Lentidão: Lentitud, modo poético-paulistano de llamar a la hora pico de tránsito.

Paulista: Nacido en el Estado de San Pablo.

Paulistano: Nacido en la ciudad de San Pablo.

Senna, Ayrton: “¿Qué consejo le voy a dar, si es el mejor piloto del mundo?” (Fangio).

Vila Madalena: Sucursal de Lubri-Press en la ciudad de San Pablo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.