Test: Fiat Tipo Sedán

Manejamos durante una semana el nuevo sedán de Fiat para el Segmento C (compacto). Buen diseño y gran espacio interior. Necesita motores más potentes (o una Filosofía de Conducción Zen).

Cada tanto, Fiat se acuerda de que en el mercado argentino existe el Segmento C (compacto). La marca italiana tiene presencias espasmódicas en esta franja. Algunos modelos tuvieron más éxitos que otros, pero todos dejaron su huella: Regata, Tempra, Marea, Bravo/Brava, Tipo, Stilo, Bravo II y ahora llegó este Tipo de nueva generación.

Este sedán, que se lanzó a la venta en noviembre en la Argentina, no se llama así en todos los mercados. Llega importado de Turquía, donde se lo conoce con el nombre Ægea (no hay error, se escribe así, por una reina mitológica griega). Y también se vende en México y los Emiratos Árabes, pero con los emblemas de Dodge y el nombre Neón.

El Tipo turco se lanzó casi en simultáneo con el nuevo Fiat Cronos fabricado en Córdoba, un sedán del Segmento B (chico). Juntos intentarán competir en uno de los más tradicionales rubros del mercado: el de los clientes que buscan un vehículo de tres volúmenes, con diseño conservador, buen espacio interior y baúl generoso. Están en las antípodas de la moda de las SUVs.

Manejamos durante una semana el nuevo Tipo 1.6 Easy Automático de 459.200 pesos. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

La oferta de sedanes del Segmento C en la Argentina es muy amplia. La lista de contendientes es la siguiente: Chevrolet Cruze, Chery Arrizo5, Citroën C4 Lounge, Ford Focus, Geely Emgrand7, Honda Civic, Kia Cerato, Nissan Sentra, Peugeot 408, Renault Fluence, Toyota Corolla y Volkswagen Vento.

Lo que voy a decir es subjetivo, pero ahí va: entre todos ellos, el que me gusta más es este Tipo (sonó extraño, lo sé). Tal vez sea por la novedad. Quizás es por el color “Rojo Passione” de esta unidad. O porque la competencia no se esfuerza mucho en destacarse. La cuestión es que este Tipo ocupa sin dudas un lugar destacado en diseño, acompañado por los dos rivales más modernos del segmento: el Chevrolet Cruze y el Honda Civic.

Fue desarrollado sobre la Plataforma Small Wide LWB del Grupo FCA. Es la misma que debutó con el Fiat 500L y hoy también comparten el 500X, la pick-up Toro y los Jeep Renegade y Compass.

Las dimensiones están en el promedio de su segmento: 4,53 metros de largo, 1,79 de ancho, 1,49 de alto y 2,63 de distancia entre ejes. Esta versión Easy es la tope de gama. Se diferencia de la Pop (432.800 pesos) por las ruedas más grandes: calza Pirelli Cinturato P7 225/45R17 (contra 205/55 R16 de la Pop). En el resto son iguales.

Su hermano menor, el Cronos cordobés, también es un auto atractivo, aunque el Tipo me parece más elegante y equilibrado en sus líneas. Cuestión de gustos, sin dudas.

El Tipo se fabrica en Turquía, con otras dos variantes de carrocería: este año llegará a la Argentina la versión Hatchback (cinco puertas). No está prevista la comercialización de la versión Wagon (rural familiar). Es una pena, porque es muy atractiva. La VW Golf Variant seguirá siendo la única opción de este tipo en el segmento.

El Tipo turco (sedán para el Segmento C, compacto) se lanzó en Argentina casi en simultáneo con el Cronos cordobés (sedán para el Segmento B, chico).

El Tipo se destaca por su diseño. Es uno de los más atractivos de su franja.

Este año se complementará con una versión Hatchback (dos volúmenes).

POR DENTRO

No esperes grandes pantallas ni un diseño original. La cabina del Tipo es discreta y hasta algo despojada. La calidad de fabricación es buena, pero no hay materiales lujosos ni terminaciones ostentosas: es un sobrio sedán para la familia. Está pensado para cinco adultos. Hay espacio para las piernas, hombros y cabezas de todos.

El equipamiento de confort no es su punto destacable. Tiene apenas lo justo y necesario. A diferencia de sus rivales de segmento, acá no hay asientos con ajuste eléctrico, tapizado en cuero, techo corredizo, climatizador bizona ni un gran sistema multimedia. Ni siquiera se ofrecen como opción.

Viene con climatizador de una sola zona (que se reduce a simple aire acondicionado, en la versión Pop), tapizado en tela y una pequeña pantalla táctil de cinco pulgadas. No tiene GPS ni grandes colores. Apenas radio, Bluetooth y cámara de retroceso (esta última, sólo en la versión Easy).

La posición de manejo es cómoda. Relajada. El volante multifunción en cuero es agradable al tacto. El material es mejor del que suelen usar otros Fiat/Jeep fabricados en el Mercosur.

Además del climatizador, hay un par de ítems de equipamiento que sólo están en la versión Easy: control de crucero, retrovisor interno electrocrómico y sensores crepuscular/lluvia.

El baúl, como corresponde a un sedán de este segmento, tiene un volumen generoso: 500 litros. Bajo el piso de carga está la rueda de auxilio: tiene llanta de 16 pulgadas. Es decir: es de uso temporario en esta versión Easy, pero igual a las cuatro ruedas titulares en la variante Pop.

Interior bien construido, aunque sencillo y hasta algo despojado.

No hay tapizado en cuero ni techo corredizo. Ni siquiera como opción.

Atrás el espacio es generoso: caben tres adultos.

Tablero de instrumentos claro y sencillo: incluye alerta de pérdida de presión de neumáticos.

Como corresponde a este segmento: ESP de serie.

La pantalla multimedia es modesta: mide sólo cinco pulgadas y no tiene GPS.

Todos los Tipo llegan a la Argentina con caja automática Aisin de seis velocidades.

Baúl bien grande: 500 litros.

La rueda de auxilio tiene el mismo tamaño que las cuatro titulares de la versión Pop, pero es de uso temporario en la versión Easy.

SEGURIDAD

El Tipo viene muy bien equipado de serie: siete airbags (incluyendo para las rodillas del conductor), frenos ABS con EBD, anclajes Isofix, control de estabilidad, control de tracción, asistencia al arranque en pendiente y monitoreo de presión de neumáticos.

Algunos sedanes del Segmento C tienen más elementos de seguridad, pero sólo en sus versiones tope de gama. Hablo, por ejemplo, del indicador de presión de neumáticos en tiempo real (Chevrolet Cruze) y del frenado autónomo de emergencia (Ford Focus).

El Fiat Tipo fue sometido a las pruebas de choque de EuroNCAP. La versión con Pack Seguridad obtuvo una calificación de cuatro estrellas, pero contaba con un sistema de frenado autónomo de emergencia que no está disponible en la Argentina. Sin el sistema AEB su calificación bajó a sólo tres estrellas, con 82% de protección para adultos, 60% para niños y 62% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Hay una sola opción disponible en nuestro mercado. Y es la más tímida de todas: naftera E.torQ 1.6 16v con 110 caballos de potencia y 142 Nm de torque. Se combina sólo con caja automática de seis velocidades: es una transmisión Aisin con convertidor de par y modo secuencial. La tracción es delantera.

FCA ya anticipó que en el transcurso de este año se agregará una opción turbodiesel: Multijet 1.6 16v con 120 cv y 320 Nm. En Europa hay otras motorizaciones también interesantes, como la T-Jet 1.4 16v (turbonaftera), con 120 cv y 215 Nm.

La motorización es uno de los puntos más bajos de la oferta del Tipo en la Argentina. En el Segmento C local el promedio de los competidores ofrece motores bastante más potentes, la mayoría con turbo. La media de potencia de los rivales ronda los 150 caballos, con variantes deportivas que llegan hasta 211 cv.

El motor de 110 caballos consume poco. Pero el promedio del segmento ofrece bastante más potencia.

COMPORTAMIENTO

La decisión de FCA de ofrecer motores con menos potencia en el Tipo define toda la experiencia de manejo del auto. En ciudad, por supuesto, no es algo que se note mucho. El auto se mueve con soltura en el tránsito, sobre todo porque es bastante liviano: 1.280 kilos.

Es en rutas y autopistas, desde ya, donde se nota esa falta de chimichurri bajo el capot. A 120 km/h y en sexta marcha, el motor trabaja algo forzado, a 3.000 rpm. Cuando se acelera a fondo desde parado, la mecánica es más ruidosa que veloz. La velocidad máxima es más que correcta: 190 km/h. Pero la aceleración es lenta: de 0 a 100 km/h en 12,5 segundos.

La caja Aisin es muy buena, realiza los cambios con mucha suavidad y sin sobresaltos. Pero ni la mejor transmisión puede suplir la falta de caballaje.

Es un auto para viajar a ritmo tranquilo en ruta, sin arriesgar sobrepasos y aprovechando la gran ventaja de este motor anémico: come poco. Consume un promedio de 8,9 litros cada 100 kilómetros. Ni siquiera exigiéndolo al máximo es posible superar los 13 litros. Es un Tipo moderado. Por suerte, porque el tanque es algo justo: 45 litros.

El andar es confortable, aunque se nota que es un auto desarrollado originalmente para el mercado europeo. Las suspensiones son algo firmes. No llegan a ser incómodas, pero están lejos de la lograda puesta a punto de los Fiat modernos fabricados en el Mercosur: robustos y cómodos, sin llegar a ser blandengues.

Fiat aprovechó la baja potencia del motor para ahorrar en frenos: los traseros son de tambor, cuando muchos de sus rivales del segmento (más potentes y veloces, desde ya) tienen discos en las cuatro ruedas. De todos modos, la capacidad de frenado es buena (otra vez el bajo peso).

Más allá de las prestaciones, el Tipo es un auto cómodo y económico para hacer viajes en familia. No es un deportivo ni pretende serlo. Es un sedán para conductores con Filosofía Zen.

Si Fiat quiere crecer en el Segmento C argentino necesitará una oferta más amplia de versiones.

Un sedán que conquista por diseño, consumos y espacio interior.

Antes de fin de año, FCA anunció que traerá una versión turbodiesel.

CONCLUSIÓN

Fiat volvió, una vez más, al Segmento C (compacto) del mercado argentino. No habría que destacarlo como noticia si no fuera por la costumbre de la marca de dejar varios años de baches y ausencias, entre un modelo y otro. Ese es el principal prejuicio que deben vencer Fiat y su red de concesionarios: convencer al usuario que la marca volvió para quedarse para siempre.

Eso sólo se logrará con tiempo. Pero también con una gama más amplia de versiones. En ese sentido, ayudará mucho que se cumpla la promesa de agrandar la oferta del Tipo con versiones Hatchback y turbodiesel.

Si no fuera por la paradoja de que tiene menos potencia que el Cronos, el Tipo se posiciona como un buen complemento de la oferta del sedán del Segmento B (chico) cordobés. Ahora que desaparecieron los Linea, Siena y Grand Siena, el Tipo y el Cronos representan con claridad una oferta de sedanes modernos y complementarios.

Con precios entre 432 mil y 459 mil pesos, el Tipo ofrece un valor razonable, a cambio de un excelente diseño, una calidad de fabricación correcta, equipamiento de seguridad completo, buen espacio interior y bajos consumos. Parece querer copiar la fórmula del Toyota Corolla, uno de sus principales rivales y líder en ventas entre los sedanes de esta franja.

El Tipo lo supera en estética, pero si su objetivo es conquistar el mercado argentino debería mirarse en el espejo del Toyota: constancia y previsibilidad -incluso por encima de diseño y prestaciones- es lo que busca el comprador de este segmento.

Carlos Cristófalo
Fotos: Garage Creativo

FICHA TÉCNICA

  • Modelo probado: Fiat Tipo 1.6 Automático Easy
  • Origen: Turquía
  • Precio: 459.200 pesos (versiones desde 432.800 pesos)
  • Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
  • Comercializa: FCA Automobiles Argentina (www.fiat.com.ar)

MOTOR

  • Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección electrónica multipunto, distribución por cadena.
  • Cilindrada: 1.598 cc
  • Potencia: 110 cv a 5.500 rpm
  • Torque: 142 Nm a 4.500 rpm

TRANSMISIÓN

  • Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
  • Caja: automática, de seis velocidades, con convertidor de par y modo secuencial.

CHASIS

  • Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
  • Suspensión trasera: eje de torsión, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
  • Frenos delanteros: discos macizos.
  • Frenos traseros: de tambor.
  • Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
  • Neumáticos: Pirelli Cinturato P7 225/45R17 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES

  • Velocidad máxima: 190 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 12,5 segundos
  • Consumo urbano: 10,1 l/100km
  • Consumo extraurbano: 7,7 l/100km
  • Consumo medio: 8,9 l/100km

MEDIDAS

  • Largo / ancho / alto: 4.532 mm / 1.792 mm / 1.497 mm
  • Distancia entre ejes: 2.636 mm
  • Peso en orden de marcha: 1.280 kg
  • Capacidad de baúl: 500 litros
  • Capacidad de combustible: 45 litros

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal delantero
  • Doble airbag lateral delantero
  • Doble airbag de cortina
  • Airbag para las rodillas del conductor
  • Alerta de cinturones de seguridad
  • Sistema de frenos ABS con EBD
  • Control electrónico de estabilidad (ESP)
  • Control de tracción (TC)
  • Asistencia al arranque en pendiente (HLA)
  • Monitoreo de Presión de Neumáticos (TPMS)
  • Sistema de sujeción de sillas para niños (Isofix)
  • Cámara de retroceso
  • Sensores de estacionamiento traseros
  • Alarma volumétrica
  • Inmovilizador de motor (Fiat Code)
  • Climatizador automático
  • Control de velocidad crucero
  • Espejor retrovisor interno electrocrómico
  • Levantacristales eléctricos delanteros y traseros “one-touch up/down”
  • Sensores de lluvia y crepuscular
  • Volante multifunción en cuero, regulable en altura y profundidad
  • Faros regulables en altura
  • Sistema multimedia touch Uconnect 5” con comandos por voz
  • Toma de 12V
  • Espejos exteriores color carrocería con desempañador
  • Faros antiniebla delanteros
  • Luces diurnas (DRL – Daytime Running Lights)
  • Llantas de aleación 17”
  • Manijas de puertas cromadas
  • Ópticas traseras de led
  • Cubrecárter