Test: VW T-Cross

VW Argentina lanzará su primera SUV para el Segmento B (chico). Y en Lubri-Press ya la probamos. Un buen producto, pero necesita un motor más potente.

La Ford EcoSport tal vez no haya inventado el segmento de las SUVs chicas, pero nadie duda sobre algo: cuando se lanzó en 2003, fue la responsable del furor por un segmento donde aún hoy lidera, aunque cada vez con más competencia. La más flamante de sus rivales es la que ves acá: la nueva Volkswagen T-Cross, que se acaba de lanzar de manera oficial en la Argentina.

Después de 16 años sin capacidad de responder ante el fenómeno de la EcoSport, Volkswagen –la marca que más vende en el mercado argentino desde hace 15 años- por fin se animó a desarrollar su propia SUV chica.

Manejamos durante una semana la versión tope de gama: T-Cross Highline Tiptronic de 1.25 millones de pesos. La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

A diferencia de la EcoSport -que en su primera generación fue exclusiva para el Mercosur y recién en la segunda evolución se convirtió en un modelo global de Ford– la VW T-Cross nació de entrada como un producto para venderse en todo el mundo. Aunque con algunas diferencias.

Todas utilizan la misma Plataforma MQB-A0, que en nuestro mercado debutó con los actuales Polo y Virtus. Sin embargo, la T-Cross fabricada en Brasil (para abastecer a Latinoamérica) es más grande que la producida en España (para vender en Europa).

Así, la T-Cross brasileña mide 4.208 mm de largo (100 más que la europea), 1.760 de ancho (igual que la europea), 1.568 de altura (nueve más que la europea) y tiene una distancia entre ejes de 2.651 mm (88 más que la europea). Es decir, tiene proporciones similares a una EcoSport, pero con una mayor distancia entre ejes, como una Honda HR-V. Esto repercute en un mayor espacio interior.

Además de las EcoSport (la más vendida) y HR-V (la única nacional), la T-Cross enfrenta a una variada gama de rivales. Hoy, prácticamente todas las marcas tienen una SUV chica.

La unidad probada era una versión Highline, que además traía el paquete opcional Hero. El precio de este pack aún no fue informado. Consiste en techo solar panorámico corredizo, faros full led, carrocería bitono y llantas de aleación de 17” negras (con neumáticos Bridgestone Turanza 205/55R17).

¿Y qué tal el diseño? No es la más linda ni llamativa, pero al menos la T-Cross es agradable a la vista. Lo más importante: es la más nueva y, cuando hay tanta competencia, la recién llegada siempre juega con la ventaja de la originalidad.

POR DENTRO

La cabina es espaciosa y conserva dos virtudes ya destacadas cuando probamos los nuevos Polo y Virtus: la aislación acústica está entre las mejores de su segmento y la posición de manejo es excelente, sin ajustes eléctricos, pero con una ergonomía muy bien estudiada.

Como ya ocurre con los Polo y Virtus, esta versión Highline viene con el tablero digital Active Info Display, que permite configurar la información frente a los ojos del conductor. Es muy completo y, según VW, es uno de los principales argumentos de venta de estas versiones Highline. El exceso de pantallas puede llegar a distraer, pero también hay que admitir que hoy figuran muy arriba en la lista de deseos de los usuarios.

Se complementa con una pantalla táctil central de ocho pulgadas, con Apple CarPlay y Android Auto. A eso hay que agregarle el Dockstation: un soporte para celulares, que viene de serie en todas las T-Cross. La configuración de equipamiento de cada versión se publicó acá.

Las plazas traseras son muy cómodas. Pueden viajar tres adultos sin problemas y hasta incluyen un pequeño lujo: dos salidas de aire y dos puertos USB, para los pasajeros de atrás.

El baúl no es el más chico de su segmento, pero tampoco es el más grande: tiene 373 litros de capacidad. VW asegura que se puede llegar hasta 420 litros con este truco: se colocan dos trabas metálicas en el respaldo trasero, para ganar volumen de carga. La contra: los ocupantes posteriores viajarán con la espalda bastante más recta. Casi incómodos.

Bajo el piso del baúl hay una mala noticia: la rueda de auxilio es de uso temporario. Con ella en uso, no se puede viajar a más de 80 km/h.

SEGURIDAD

Viene de serie con seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, anclajes Isofix, asistencia al arranque en pendiente y sensores de estacionamiento traseros. Además, esta versión Highline agrega sensores de estacionamiento delanteros, detector de fatiga y control de presión de neumáticos.

Sin embargo, en este segmento ya hay rivales -como el Citroën C4 Cactus– que vienen con frenado autónomo de emergencia (AEB). La T-Cross no lo ofrece ni como opción. Otro punto flojo: frenos traseros de tambor, en un segmento donde cada vez más rivales ofrecen discos en las cuatro ruedas.

LatinNCAP, el organismo encargado de evaluar la seguridad de los autos que se venden en América Latina, ya sometió a la T-Cross a su crash test. Obtuvo la calificación máxima de cinco estrellas, en protección de adultos y niños.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Este es el punto más flojo de la T-Cross, al menos en su configuración para la Argentina. En Brasil, se ofrece con dos motorizaciones turbonafteras: 1.0 TSi (tres cilindros, 115 cv y 175 Nm) y 1.4 TSi (cuatro cilindros, 150 cv y 250 Nm). En Europa hay incluso versiones turbodiesel: 1.6 TDi (cuatro cilindros, 95 cv y 250 Nm).

En la Argentina, en cambio, la T-Cross llega con el mismo esquema de los Polo y Virtus: el veterano MSi 1.6 16v atmosférico, con 110 cv y 155 Nm. Esto la convierte en la SUV menos potente de su segmento.

Se combina con caja manual de cinco velocidades o automática Tiptronic de seis marchas, con levas en el volante. La tracción es delantera. No está prevista la producción de versiones 4WD.

COMPORTAMIENTO

Es un vehículo cómodo y práctico, con suspensiones robustas y 200 milímetros de despeje del suelo. Está pensado para usar todos los días en ciudad. Es muy maniobrable y la cabina es agradable: silenciosa, luminosa y bien aislada.

Sin embargo, apenas se ingresa a una ruta o autopista, aflora el principal defecto de esta T-Cross: el motor es chico y no está a la altura de un vehículo de 1.400 kilos de peso.

La caja automática Tiptronic es buena y se nota el esfuerzo que hace por ofrecer el mejor torque de la mecánica, pero no alcanza. Ante una situación de necesidad, te vas a sorprender hundiendo el acelerador a fondo y obteniendo una sola respuesta: la nada misma. El cerebro informático de la caja se suele quedar pensando cuál es el cambio más indicado para obtener la mejor respuesta del motor, pero no hay motor que responda. Es una sensación que puede llegar a ser incómoda: como si se hubiera cortado el acelerador.

Los valores de aceleración son pobres. La T-Cross Tiptronic alcanza los 100 km/h en 14,5 segundos. Es mucho tiempo. Ese valor se obtiene con la caja en Drive (D). Lo curioso es que, al probar la aceleración con la caja en modo Sport (S), el tiempo es peor aún: 14,9 segundos. Es el único auto que probamos en Lubri-Press donde S es menos que D. También intentamos corriendo la palanca hacia la derecha, con el modo Manual (M): 15,2 segundos. Mejor seguir siempre en D. Los otros modos apenas responden con mayor ruido de motor (por aumentar las rpm de manera innecesaria), como rebuscando torque y caballos en el fondo de un cajón que –irremediablemente- está vacío.

Eso compromete mucho su desempeño en ruta. Con cuatro pasajeros y equipaje, hay que viajar con una filosofía conservadora. Hay que relajarse y olvidarse de adelantar largos convoyes de camiones. En la ruta, con la T-Cross MSi 1.6, no tenés que preocuparte por adelantar a los demás. Dejá que los otros se preocupen por adelantarte a vos.

Es una pena porque el chasis –suspensiones y dirección- es muy bueno. Como ya lo dijimos con el Polo y Virtus, la MQB-A0 es una plataforma que logra productos robustos, con andar confortable y buen comportamiento dinámico. Está claro que la base está en condiciones de asimilar mucha más potencia y torque.

Sin embargo, si ya en los Polo y Virtus se sentía la falta de un motor más potente, en el caso de la más pesada T-Cross, la situación se vuelve crítica. VW Argentina ya confirmó que más adelante ofrecerá la T-Cross 1.4 TSi, con 150 caballos de potencia. Todavía no se informó la fecha de lanzamiento, pero podría ser en algún momento de 2020. De paso, sería una buena oportunidad para agregarle discos de freno traseros.

Con este MSi 1.6, el consumo medio es de 9,3 litros cada 100 kilómetros, pero hay que cuidar el acelerador para conseguirlo. El problema de un auto pesado y con poca potencia es que siempre existirá la tendencia a abusar del pedal derecho, para lograr una mejor respuesta. Eso se paga en el surtidor, porque no es difícil hacer promedios de 13 litros cada 100 kilómetros.

CONCLUSIÓN

Volkswagen tardó 16 años en reaccionar ante el éxito de la primera Ford EcoSport. Sin embargo, al menos en la configuración que llegó a la Argentina, el resultado de esta T-Cross es un poco frustrante.

El motor exánime opaca a un vehículo que, a grandes rasgos, está muy bien planteado. Tiene un diseño correcto, buen equipamiento de seguridad, chiches tecnológicos en la cabina, buen andar y una plataforma robusta. La marca asegura que, sólo por una razón de costos, no se ofreció un motor mejor en la Argentina.

El problema es que, por el mismo precio de esta T-Cross, todas sus competidoras hoy ofrecen una mecánica más potente. Habrá que ver con qué valores llegará la futura T-Cross 1.4 TSi, con los respetables 150 cv.

Este caso nos obliga a analizar el fenómeno de las SUVs, donde pareciera que alcanza con ofrecer una carrocería con forma de “camioneta”, para subirse a la tendencia.

Pagar 1.3 millones de pesos por una T-Cross no es una compra racional, cuando –por el mismo precio- la propia VW ofrece un producto muy superior: la Golf Variant. Es una clásica rural, más espaciosa y con prestaciones muy superiores, gracias a que tiene el motor 1.4 TSi, que la T-Cross aún adeuda.

Pero claro, la Golf Variant no es una SUV. Es un vehículo familiar, al estilo clásico. Nada de suspensión elevada ni de estética aventurera. Sin embargo, es un vehículo mucho más recomendable que la T-Cross, por más que la tendencia indique que la Variant está “fuera de onda”.

Por eso, y a pesar de sus limitaciones claras, estoy seguro de que a fin de año se habrán vendido en la Argentina más T-Cross que Golf Variant. No será un resultado lógico.

Así funciona una moda.

Y perdón si, al decirlo, alguien se incomoda.

Carlos Cristófalo
Fotos: Orly Cristófalo (@OrlyCristofalo)
Camera car y catering: Chys
Agradecimiento: Hipódromo de San Isidro

FICHA TÉCNICA

  • Modelo probado: Volkswagen T-Cross Highline Tiptronic Hero.
  • Origen: Brasil.
  • Precio: 1.254.528 pesos para la versión Highline Tiptronic. Precio del Pack Hero no informado (precio de preventa, lanzamiento oficial el 27 de junio, versiones en preventa desde 897.600 pesos).
  • Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros.
  • Comercializa: Volkswagen Argentina (www.vw.com.ar)

MOTOR

  • Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección electrónica multipunto.
  • Cilindrada: 1.598 cc
  • Potencia: 110 cv a 4.500 rpm
  • Torque: 155 Nm a 4.000 rpm

TRANSMISIÓN

  • Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
  • Caja: automática, con convertidor de par, de seis velocidades, con modo secuencial y levas al volante.

CHASIS

  • Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
  • Suspensión trasera: eje de torsión, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos.
  • Frenos delanteros: discos ventilados.
  • Frenos traseros: de tambor.
  • Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
  • Neumáticos: Bridgestone Turanza 205/55R17 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES

  • Velocidad máxima: 179 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 14,5 segundos
  • Consumo urbano: 11,1 l/100km
  • Consumo extraurbano: 7,5 l/100km
  • Consumo medio: 9,3 l/100km

MEDIDAS

  • Largo / ancho / alto: 4.199 mm / 1.760 mm / 1.568 mm
  • Distancia entre ejes: 2.651 mm
  • Peso en orden de marcha: 1.400 kilos
  • Capacidad de baúl: 373 / 420 litros
  • Capacidad de combustible: 50 litros

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal delantero
  • Doble airbag lateral delantero
  • Doble airbag de cortina
  • Frenos ABS con EBD
  • Control de estabilidad (ESP)
  • Sistema de frenado postcolisión
  • Asistencia al arranque en pendiente
  • Cámara de visión trasera
  • Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
  • Control de presión de neumáticos,
  • Control de crucero
  • Anclajes Isofix
  • Climatizador automático
  • Volante multifunción con ajuste en altura y profundidad
  • Barras de techo en color plata y detalles cromados en carrocería
  • Detector de fatiga
  • Sensor de lluvia
  • Arranque sin llave
  • Tapizado de cuero
  • Tablero digital Active Info Display
  • Radio touchscreen de 6,5” conApp Connect y navegador.

OPCIONALES

  • La unidad probada incluye el paquete opcional Hero, cuyo costo extra no fue informado.
  • Se ofrece combinado sólo con la versión Highline e incluye los siguientes ítems.
  • Techo solar panorámico corredizo
  • Sistema de estacionamiento automático
  • Faros full led
  • Carroceria bitono (techo y pilares en color negro)
  • Espejos exteriores en color negro
  • Llantas de aleación de 17” con detalles en color negro