Vacaciones y trabajo, un dúo que se las trae

La triste realidad es que aquellos que trabajan hasta agotarse y se llevan el trabajo de vacaciones, se perjudican ellos mismos y a su entorno.

La triste realidad es que aquellos que trabajan hasta agotarse y se llevan el trabajo de vacaciones, se perjudican ellos mismos y a su entorno.

Por Carla Colombo

La mayoría de las personas siente la necesidad de recargar energías y recuperar fuerzas para comenzar un nuevo período. Cambiar la rutina diaria, pensar en otras cosas y realizar otro tipo de actividades, permite volver renovado para retomar las obligaciones y responsabilidades con mayor entusiasmo, compromiso y motivación. Sin embargo, hay quienes no pueden desenchufarse del todo y ponen en la valija junto con las ojotas el celular, la notebook y la tarea que quedó pendiente en la oficina. ¿Qué sucede cuando no podemos darle un descanso al estrés? Expertos en la materia equiparan las vacaciones con el dormir. Así como la falta de dormir reduce la capacidad de pensar o razonar de forma eficiente; la falta de tiempo para descansar afecta al rendimiento laboral.

La persona que no descansa y no dedica tiempo al esparcimiento se transforma en sombría y amargada, va por la vida pateando zócalos; y puede volverse un crítico en exceso de aquellos que sí cuidan su salud y su persona.

La triste realidad es que aquellos que trabajan hasta agotarse y se llevan el trabajo de vacaciones, se perjudican ellos mismos y a su entorno. El amor desmedido por lo laboral a veces nos patea en contra. Como todo amor enfermizo, puede desencadenar en algo trágico. Los psicólogos, agradecidos.

Convengamos, entonces, que en el diagrama de nuestro año es imprescindible dibujar con tinta negra el esquema de reuniones y proyectos; y tener guardado en la manga el marcador multicolor para pintar de rayado algunas fechas intermedias en donde dar rienda suelta a nuestra diversión. Diversión de compartir en familia y con amigos momentos de ocio, relajamiento y disfrute de las relaciones inter-personales.

Pongamos todas las fichas a un año laboral pleno, productivo, redituable y gratificante. Vacaciones y trabajo, mezcladitos y dosificados.

* Fercol Lubricantes

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.