Dolce vita

Después de siete años en el mercado argentino, el hatchback de Alfa Romeo para el Segmento C (compacto) recibió su primer restyling. También cambió su posicionamiento en precio.

Alfa Romeo es una marca que se mueve a un ritmo diferente que el resto de la industria. Mientras las principales automotrices unificaron los ciclos de vida de productos en ocho años (con un restyling o facelift, entre el cuarto y sexto año), los italianos del Cuore Sportivo se toman las cosas con más calma.

Un claro ejemplo es la Giulietta. El hatchback de Alfa para el Segmento C (compacto) llegó a la Argentina en noviembre de 2010. Y es un viejo conocido del garage de Lubri-Press: probamos las versiones 1.4 TBi, Sprint y Quadrifoglio Verde.

Siete años después de su lanzamiento, se acaba de poner a la venta en la Argentina el primer restyling de la Giulietta. Manejamos durante una semana la versión 1.4 Multiair TCT Distinctive de 595 mil pesos (más opcionales).

La crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Parece la misma Giulietta de siempre. Pero no lo es. Alfa Romeo le aplicó cambios muy sutiles a su hatchback.

Ne voy a limitar a opinar de una manera más llana. A la silueta de esta Giulietta ya se le nota el paso de los años. No es una novedad. Aunque su línea no envejeció como en otros autos con siete años. Sigue siendo atractiva, original y -sobre todo- muy italiana.

La nueva parrilla, paragolpes y faros antiniebla la hacen parecer un poco más agresiva, aunque no mucho. Lo mismo vale para las llantas de nuevo diseño: son de 17 pulgadas y están calzadas con Bridgestone Turanza 225/45R17.

Las dimensiones no variaron. Sigue midiendo 4,35 metros de largo y 2,63 de distancia entre ejes.

 

Nueva trompa y nuevas llantas, para la Giulietta de siempre.

Pasan los años y se mantiene como uno de los hatchbacks más atractivos del Segmento C (compacto).

Vehículo cómodo para la ciudad, pero su fuerte es la ruta y los viajes largos.

POR DENTRO

Spettacolare. La unidad que ves acá está equipada con el tapizado de cuero Milano Combinado. Es un opcional que cuesta 45 mil pesos. Un capricho caro, sí. Pero genial (como todo buen capricho). Se trata de un precioso trabajo artesanal, con costuras bien marcadas, el emblema de Alfa sobre los apoyacabezas delanteros y diferentes combinaciones de colores.

En esta Giulietta blanca, el tapizado es rosso furioso. Pero si encargás tu Giulietta en azul, por ejemplo, los revestimientos vienen en cuero marrón tabaco.

Con este restyling, estrena un nuevo volante multifunción, tablero con nuevos grafismos y un sistema multimedia con GPS. La pantalla táctil es minúscula. Apenas más grande que un smartphone. Es gracioso: mientras otros fabricantes concentran todo su esfuerzo en ofrecer pantallas cada vez más vistosas, Alfa apenas cumple con lo mínimo en materia de conectividad y entrega todo para ofrecerte unas butacas con tapizados geniales. Asientos que, además, cuentan con ajustes eléctricos, calefacción y tres memorias. Tenés que buscar en otro segmento para que tus nalgas viajen tan cómodas.

Más allá de eso, el resto sigue siendo la Giulietta de siempre. Una muy buena posición de manejo, terminaciones de calidad, un asiento trasero para dos adultos (más un niño, tal vez) y un baúl de sólo 350 litros.

Esta unidad tenía el opcional de tapizado en cuero Milano Combinado. Cuesta 45 mil pesos extra. Caro, pero el mejor.

Viene con el emblema de Alfa estampado en los apoyacabezas delanteros.

Ajustes eléctricos, memorias y calefacción. Para encontrar asientos así hay que buscar en un segmento superior.

Levas al volante y tablero con nuevos grafismos.

El sistema multimedia también es nuevo. La pantalla es bien chiquita.

Se conserva el comando del ADN y el climatizador bizona.

Excelente motor Multiair. Muy buenas prestaciones y consumos bajísimos.

A mitad de camino entre generalistas y premium, la nueva apuesta de Alfa en materia de precios para la Giulietta.

SEGURIDAD

Hace siete años, la Giulietta sorprendió en la Argentina con un excelente equipamiento de seguridad: seis airbags, frenos ABS con EBD, control de estabilidad, control de tracción y asistencia al arranque en pendiente. Todo de serie, desde la versión más barata. Lo único extra que incorporó en los últimos tiempos es el aviso de pérdida de presión en los neumáticos.

Hoy eso ya es más común en el mercado, aunque no tanto con el reacomodamiento que tuvieron sus precios, donde inquieta a algunos modelos de marcas generalistas.

Para ser más completa, le faltaría el sistema City Safety, para activar los frenos de manera automática al detectar un posible choque por debajo de los 50 km/h.

No hay pruebas de choque regionales para este modelo. La última vez que EuroNCAP sometió a una Giulietta a un crash test fue en 2010. Con el protocolo de aquél año, obtuvo una calificación de cinco estrellas, con 97% de protección para adultos, 85% para niños y 86% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

Acá no hay novedades. El último cambio mecánico que tuvo la Giulietta en la Argentina fue hace dos años, cuando llegó la versión de entrada a gama 1.4 Sprint con turbo y 120 cv.

Esta versión intermedia parte de la base del mismo block 1.4 turbo, pero con el sistema de admisión variable Multiair. Entrega 170 caballos y 250 Nm. Este impulsor se combina sólo con la caja automática TCT: es de doble embrague, tiene seis velocidades, modo secuencial y levas al volante.

En los próximos meses, la gama Giulietta completará su renovación con la llegadaa la Argentina de la versión deportiva. Ya no se llama Quadrifoglio Verde, sino Veloce. Pero conserva el excelente motor 1.8 turbo con 235 cv y 340 Nm.

Todas las Giulietta tienen tracción delantera, con diferencial autoblocante electrónico Q2 y sistema DNA, el programa que permite elegir tres modos de manejo: Dynamic (deportivo), Natural (normal) y All Wheather (para superficies resbaladizas).

También todas tienen el sistema Start&Stop, que apaga el motor al detener el vehículo de manera temporaria. Por ejemplo, en un semáforo.

La oferta se completará pronto con el restyling de la versión deportiva Quadrifoglio/Veloce.

COMPORTAMIENTO

El Start&Stop se puede apagar desde un botón en el tablero. Y el DNA se puede seleccionar desde el pulsador de siempre. La novedad es que ahora la Giulietta memoriza la elección que hiciste y la conserva, incluso después de prender y apagar el motor. Antes había que seleccionar todo de nuevo, cada vez que arrancabas.

Esto es muy bueno, porque los Alfa me gusta manejarlos siempre del mismo modo: Start&Stop Off y Dynamic On. Gasta un poco más de combustible, pero se disfruta el doble.

La caja TCT tal vez no tenga la suavidad de las cajas de doble embrague alemanas, pero responde bien a los pedidos del acelerador: hace los cambios a buena velocidad y modifica su programación con cada seleccion del DNA.

Manejé la Giulietta en sus diferentes versiones desde que llegó a la Argentina. Y pude notar que mejoró el andar. A lo largo de su ciclo de producción, la marca le fue realizando leves retoques al chasis. La suspensión se siente más robusta y la dirección de asistencia eléctrica es un poco más comunicativa. Este chasis con eje trasero multibrazo está envejeciendo con el mismo bouquet del diseño de la carrocería: muy bien.

Los frenos son excelentes también. Y hacen falta, porque sus prestaciones no están nada mal. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos y alcanza los 218 km/h.

Los consumos son bajísimos para un auto de estas prestaciones. Gasta una media de 6,5 litros cada 100 kilómetros. Si eso se combina con un generoso tanque de 60 litros y un motor que en sexta y a 120 km/h trabaja apenas a 2.000 rpm, estamos ante un auto genial para viajar.

En ciudad, sólo tenés que ser precavido con dos cosas: el voladizo delantero es más extenso de lo normal y la trompa tiende a fondear en las cunetas. Y lo otro: esa parrilla Alfista es hermosa, pero también hace las veces de paragolpes. Está muy expuesta a los golpes de estacionamiento.

CONCLUSIÓN

La Giulietta 2017 sigue siendo una propuesta diferente y atractiva. Se mantiene como un auto para quienes gustan de los autos, ya sea para apreciar el diseño, las prestaciones o esos detalles preciosistas, como los espectaculares tapizados en cuero Milano.

Sin embargo, después de siete años, lo interesante es cómo el importador fue cambiando su posicionamiento en precio. En 2010, la Giulietta llegó con valores para competir contra los Audi A3 y BMW Serie 1. Ahora tiene precios más competitivos y se acercó de manera inquietante a las versiones tope de gama de muchos hatchbacks compactos de marcas generalistas: Focus y Golf, por ejemplo. La Giulietta 2017 se ubica en un interesante punto intermedio entre premium y mainstream. Invita a tenerla en cuenta antes de tomar una decisión de compra en este segmento.

Es una estrategia honesta e inteligente de Alfa: sabe que la Giulietta ya no es la gran novedad. Por eso trabaja para que siga siendo atractiva.

A la vista. Y al bolsillo.

Carlos Cristófalo
Producción fotográfica: Kieran Ballesty

FICHA TECNICA

Modelo probado: Alfa Romeo Giulietta 1.4 Multiair TCT Distinctive 2017
Origen: Italia
Precio: 640.000 pesos (incluye opcional mencionado abajo, precios de Giulietta 2017  desde 510.000 pesos)
Garantía: Cinco años o 100 mil kilómetros
Comercializa: Alfa Romeo Argentina (www.alfaromeo.com.ar)

MOTOR

Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, sistema de admisión variable Multiair, inyección directa, turbo, intercooler y sistema Start&Stop.
Cilindrada: 1.368 cc
Potencia: 170 cv a 5.500 rpm
Torque: 250 Nm a 2.500 rpm

TRANSMISIÓN

Tipo: tracción delantera, con control electrónico de tracción, diferencial electrónico Q2 y programas de manejo DNA.
Caja: automática, de siete velocidades, con doble embrague y modo secuencial.

CHASIS

Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales, aortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora.
Frenos delanteros: discos ventilados.
Frenos traseros: discos macizos.
Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
Neumáticos: Bridgestone Turanza 225/45R17 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 218 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,7 segundos
Consumo urbano: 8,1 l/100km
Consumo extraurbano: 5,9 l/100km
Consumo medio: 6,5 l/100km

MEDIDAS

Largo / ancho / alto: 4.351 mm / 1.798 mm / 1.465 mm
Distancia entre ejes: 2.634 mm
Peso en orden de marcha: 1.380 kg
Capacidad de baúl: 350 / 1.050 litros
Capacidad de combustible: 60 litros

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal delantero
  • Doble airbag lateral delantero
  • Doble airbag de cortina
  • Frenos ABS con asistencia de frenado
  • Control de estabilidad (VDC)
  • Control de tracción
  • Asistencia al arranque en pendiente
  • Diferencial electrónico Q2
  • Cinco apoyacabezas (delanteros, activos)
  • Faros de Xenón direccionales con lavafaros
  • Iluminación led de delantera y trasera
  • Faros antiniebla
  • Sensor crepuscular y de lluvia
  • Control de presión de neumáticos
  • Espejo con desempañador eléctrico
  • Start & Stop
  • Computadora de abordo
  • Volante multifunción en cuero
  • Pantalla multimedia touch con GPS y Bluetooth
  • Techo solar eléctrico
  • Levanta cristales eléctricos delanteros y traseros con one-touch
  • Climatizador automático bi-zona
  • Control de velocidad crucero
  • Butaca eléctrica calefaccionada con memorias
  • Tomacorriente en el baúl
  • Pedalera sportiva en aluminio
  • Tablero terminación aluminio
  • Equipamiento exterior
  • Sensor de estacionamiento trasero

OPCIONALES

  • Tapizado en cuero Milano combinado: 45.000 pesos