Pide pista

Después de un tiempo de ausencia, el Scirocco volvió a la Argentina con una sola versión. Es una variante que apunta a los frecuentadores de trackdays. Para el resto de los usuarios, el GTS tiene poco que hacer frente al Golf GTi.

El Scirocco sigue teniendo un diseño llamativo, pero ya se le nota el paso de los años. Se lanzó en 2008.

Debido a las trabas a la importación, el Volkswagen Scirocco tuvo dos etapas en la Argentina. La primera, entre 2012 y 2015, fue con las versiones 2.0 TSi y 1.4 TSi. Y, tras un intervalo de ausencia, en mayo del año pasado se volvió a ofrecer en nuestro mercado. Se relanzó con un restyling y una sola versión: GTS con caja automática DSG (49.895 dólares).

Esta tercera generación de la coupé de VW para el Segmento C (compacto) ya tiene muchos años en producción. Se lanzó en Europa en 2008 y por ahora no hay un relevo a la vista.

Manejamos el Scirocco GTS durante una semana y la crítica completa se reproduce a continuación.

POR FUERA

Con el rediseño que adoptó en 2014, el Scirocco estrenó luces diurnas y leves retoques en el paragolpes delantero y la parrilla. Esta versión GTS se introdujo en 2015, para ofrecer una variante del 2.0 TSi. Tiene una estética más deportiva, pero sin llegar al extremo del Scirocco R, con 280 caballos de potencia.

Sin embargo, el GTS le pidió prestada la parrilla inferior al R y sumó algunos detalles deportivos propios: stickers con franjas grises y rojas (en capot, techo y baúl), doble escape cromado y llantas específicas de diseño Norwich, pintadas en negro y pulidas. Están calzadas con neumáticos Continental ContiSportContact 235/40R18. También tiene faros bi-Xenón con antinieblas (y función de encendido en curva).

Más allá de estos detalles, sigue siendo el Scirocco Mk3 de siempre. En nuestro país, donde nunca tuvo una gran difusión, se mantiene como un auto atractivo y llamativo. Sin embargo, ya se nota el paso del tiempo en sus líneas, sobre todo cuando se lo compara con el otro VW deportivo del Segmento C: el Golf GTi Mk7.

Además, no hay que olvidar un detalle importante: mientras el Golf GTi está construido con la moderna Plataforma MQB, la base estructural de este Scirocco Mk3 se remonta a la veterana Plataforma PQ35 del Golf Mk5, más pesada y con suspensiones menos refinadas.

El Scirocco GTS está orientado a los usuarios de trackdays.

Los frenos son excelentes. Están pensados para un auto de mucha más potencia.

Los usuarios de trackdays adoptaron al Scirocco 2.0 TSi porque es muy fácil de llevar rápido en pista.

Buen baúl para sus dimensiones. Cabría una rueda de auxilio de verdad. Trae una de uso temporario.

POR DENTRO

La cabina del GTS tiene su propia personalidad. Mantiene las mismas butacas del 2.0 TSi, pero acá no están tapizadas en cuero: vienen revestidas en tela, con las mismas franjas de colores del exterior, más el emblema “GTS” bordado.

Este colorido (gris, negro, rojo) se repite en el tapizado de los asientos traseros y en los cinturones de seguridad. Ya que hablamos de las plazas traseras, mantienen las virtudes y defectos de siempre: tienen un acceso bastante complicado, pero conservan un buen espacio para las piernas y la cabeza. Lo difícil es llegar hasta allá (ni hablar de salir de ahí). Los de atrás viajan cómodos, pero esto genera otra contra: la visibilidad a través de la luneta trasera es casi nula.

La posición de manejo es muy buena. En el Scirocco se viaja un poco más cerca del piso que en el Golf y con las piernas más estiradas. El volante tiene un diseño excelente, con un aro de grosor perfecto, costuras rojas y una ergonomía que lleva a que las manos adopten de manera natural la posición indicada. Las levas del cambio quedan justo en la punta de los dedos, lástima que sean en material plástico: aluminio hubiera sido mejor.

La palanca de cambios (también en cuero) tiene un diseño con grip de pelotita de golf. No es lindo, pero es simpático: es un homenaje a la clásica palanca del Golf GTi.

Una novedad de este Scirocco GTS es el nuevo sistema multimedia con pantalla táctil, GPS y App Connect, con función MirrorScreen. Este software permite replicar en la pantalla muchas aplicaciones de dispositivos móviles con Apple Car Play y Android Auto. Tiene puertos Aux y USB, aunque están algo escondidos: se encuentran en el fondo más recóndito del interior del apoyabrazos central. Pero están.

La calidad de terminación y materiales es muy buena para un auto del Segmento C. Pero pobre para un modelo que cuesta 50 mil dólares. Como ocurre con el exterior, el diseño de la cabina también atrasa cuando se lo compara con el habitáculo del actual Golf GTi.

Como en todos los VW, el tablero es claro y sencillo. Pero este GTS cuenta con un plus: tres indicadores adicionales sobre la consola central, con información sobre temperatura del aceite del motor, cronómetro para tiempos de vuelta y manómetro del turbo.

El baúl es bueno para un auto de este tamaño: 312 litros. Y se puede ampliar hasta 1.006 litros, si se rebaten los respaldos del asiento trasero. Por eso, es una pena que no se haya aprovechado el espacio para colocar una rueda de auxilio de verdad. La que tiene es finita, de uso temporario.

Con respecto al anterior Scirocco 2.0 TSi, el GTS cambió el cuero por tapizado en tela.

La decoración con franjas está en el exterior, en los tapizados y en los cinturones de seguridad.

Interior completo y con buena calidad, pero queda algo anticuado frente al más económico Golf GTi.

Tablero claro y completo, pero esto no es todo.

SEGURIDAD

Por su precio, el Scirocco GTS está obligado a tener el equipamiento de seguridad más completo. Y en parte cumple: seis airbags, control de estabilidad, control de tracción, ABS con repartidor de frenado, cuatro apoyacabezas con cuatro cinturones de seguridad de inerciales, asistencia al arranque en pendiente, alerta de fatiga y alerta de pérdida de presión en los neumáticos.

Estarían faltando algunos dispositivos que ya equipan modelos más económicos, como: cámara de retroceso, sistema de estacionamiento automático, información de presión de neumáticos en tiempo real, sistema de frenado automático para prevenir choques a baja velocidad y sistema de mantenimiento de carril.

La última vez que EuroNCAP sometió a un Scirocco a una prueba de choque fue en 2009. El protocolo de exigencias aumentó mucho en estos años, pero a modo de referencia se puede decir que en aquella oportunidad logró la calificación máxima de cinco estrellas, con 87% de protección para adultos, 73% para niños y 53% para peatones.

MOTOR y TRANSMISIÓN

En su etapa 2012-2015, el Scirocco ofreció dos motorizaciones nafteras en la Argentina: 1.4 TSi (160 cv, con caja manual de seis marchas o automática DSG de siete velocidades) y 2.0 TSi (211 cv, con MT6 y DSG6). En esta nueva etapa, el Scirocco GTS mantiene el motor 2.0 TSi de 211 cv y 280 Nm, pero se ofrece sólo con la caja automática DSG de seis velocidades.

La transmisión es muy buena, pero ya que estamos ante un producto que muchos usuarios llevarán a la pista, se apreciaría una variante con caja manual.

En este punto hay que mencionar una mala noticia: el motor del Scirocco GTS acaba de recibir un upgrade de rendimiento en Europa. La potencia aumentó a 220 cv y el torque máximo llegó a nada menos que 350 Nm. La mejora se logró mediante cambios en la electrónica del impulsor. No se sabe si este plus de rendimiento se ofrecerá en la Argentina.

También hay que aclarar que el GTS no es el más deportivo de los Scirocco. En Europa también está el Scirocco R, con 280 cv y 350 Nm. No hay planes de traerlo a la Argentina, aunque sí está confirmada la llegada (para fines de 2017 o comienzos de 2018) del esperado Golf R (ya con restyling): 310 cv, 400 Nm y tracción integral. No te entusiasmes mucho: en la Argentina costará más de 55 mil dólares.

El motor 2.0 TSi tiene un excelente rendimiento. Mala noticia: el GTS acaba de recibir un upgrade de potencia en Europa.

COMPORTAMIENTO

El Scirocco GTS se presenta como un auto deportivo, pero más allá de los franjas en su carrocería, es un auto que se puede disfrutar todos los días. Tanto el motor como la caja responden con la mayor suavidad en ciudad. El andar no es el más confortable, pero tampoco es durísimo, como otros deportivos del Segmento C más extremos, que manejamos en las últimas semanas (Audi TTS). Tan sólo hay que cuidar a las llantas con neumáticos de perfil bajo (para no dañarlos en los baches) y al spoiler delantero (que puede fondear en cunetas y lomos de burro).

Los consumos también son razonables: gasta una media de 8,1 litros cada 100 kilómetros. Sin embargo, a diferencia de la caja DSG de siete marchas que tenían algunos de los primeros Scirocco que llegaron hace unos años, esta automática de seis velocidades está pensada para un manejo más deportivo. En ruta, el motor trabaja a 3.000 rpm en sexta velocidad y a 120 km/h.

Las prestaciones son excelentes para un auto de este segmento. Aunque no deben sorprender en un vehículo de este valor: acelera de 0 a 100 km/h en 6,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 238 km/h.

El Scirocco tiene modales correctos en ciudad, pero pide rutas y autopistas. Con la caja en modo Sport y manteniendo el motor en un régimen entre 4.000 rpm y 6.500 rpm, la respuesta es soberbia. Contundente. No tiene, sin embargo, el sonido más logrado del Golf GTi. El Scirocco también tiene 10 caballos menos y, lo más importante, 70 Nm menos de torque.

El GTS es un auto también muy fácil de llevar en pista. Tiene el centro de gravedad más bajo que un Golf, la carrocería rola menos y el comportamiento es muy neutro, tirando a subvirante (se va de trompa cuando venís muy pasado). Es una tendencia que, como en el actual y el viejo Golf GTi, es muy fácil revertir con un leve toque al freno -o simplemente levantando el pie del acelerador-. Ahí apoya mejor y desliza levemente el tren trasero. Siempre con la mayor sensación de dominio y seguridad. Por más que tu experiencia en pista sea poca, vas a lograr buenos tiempos desde el primer día.

En todo esto ayuda mucho el conjunto de motor y caja, pero también la puesta a punto de las suspensiones, con McPherson adelante y esquema multibrazos atrás. También hay que destacar la precisión de la dirección, con la dureza justa. El equipo de frenos es excelente. No se fatiga ni siquiera en pista.

Todo el conjunto está pensando para suportar mucha más potencia que estos 211 caballos.

Y porque también es sencillo aumentar el rendimiento del motor.

Para todo lo demás está el Golf GTi, que además cuesta 5.000 dólares menos.

CONCLUSIÓN

Es muy probable que el público al que apunta el Scirocco GTS aproveche las ventajas de su chasis para sacarle más potencia al motor.

Llamalotuning, adicción a los trackdays o pisteros: el Scirocco 2.0 TSi ya demostró que, con poco trabajo y dinero, apenas un retoque en la electrónica puede aumentar su rendimiento de manera notable. Por eso, no es casualidad que los Scirocco figuren siempre entre los primeros puestos en los eventos de pista. Son confiables y muy fáciles de llevar a buena velocidad.

Por supuesto, Lubri-Pressno recomienda ni por asomo tunear un auto. Vas a invalidar tu garantía, el seguro tendrá una excusa para cancelar tu póliza y vas a acortar la vida útil de la mecánica. Además, como ya muchos saben que los Scirocco reciben tratos que rozan el maltrato, el valor de reventa también resulta afectado.

Lubri-Pressno lo recomienda, pero comprende la pasión. Sobre todo si se disfruta en el ámbito seguro de una pista y con un auto con un chasis y prestaciones que permiten aprender mucho sobre el manejo deportivo, con diversión garantizada.

A ese público de fanáticos apunta el GTS.

¿Y el resto? Para el resto de los interesados, el mejor consejo que podemos brindar es el siguiente: ahorrate cinco mil dólares y comprá el Golf GTi. Tiene el mismo nivel de prestaciones. Y lo vas a poder disfrutar hasta con tu familia.

Carlos Cristófalo
Agradecimiento: Autódromo de Buenos Aires

FICHA TECNICA

  • Modelo probado: Volkswagen Scirocco GTS
  • Origen: Portugal
  • Precio: 49.895 dólares (única versión disponible)
  • Garantía: Tres años o 100 mil kilómetros
  • Comercializa: Volkswagen Argentina (www.vw.com.ar)

MOTOR

  • Tipo: naftero, delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa, turbocompresor, intercooler.
  • Cilindrada: 1.984 cc
  • Potencia: 211 cv entre 4.500 y 6.200 rpm
  • Torque: 280 Nm entre 1.700 y 5.200 rpm

TRANSMISIÓN

  • Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
  • Caja: automática, de seis velocidades, con doble embrague, modo Sport y levas al volante.

CHASIS

  • Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales, amortiguadores presurizados y barra estabilizadora.
  • Suspensión trasera: independiente, tipo multibrazo, con resortes helicoidales, amortiguadores presurizados y barra estabilizadora.
  • Frenos delanteros: discos ventilados.
  • Frenos traseros: discos macizos.
  • Dirección: de piñón y cremallera, con asistencia electromecánica.
  • Neumáticos: Continental ContiSportContact 235/40R18 (rueda de auxilio de uso temporario)

PRESTACIONES

  • Velocidad máxima: 238 km/h
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 6,9 segundos
  • Consumo urbano: 9,1 l/100km
  • Consumo extraurbano: 6,9 l/100km
  • Consumo medio: 8,1 l/100km

MEDIDAS

  • Largo / ancho / alto: 4.256 mm / 1.810 mm / 1.406 mm
  • Distancia entre ejes: 2.578 mm
  • Peso en orden de marcha: 1.394 kg
  • Capacidad de baúl: 312 / 1.006 litros
  • Capacidad de combustible: 55 litros

EQUIPAMIENTO

  • Doble airbag frontal delantero
  • Doble airbag lateral delantero
  • Doble airbag de cortina
  • Frenos ABS con repartidor de frenado
  • Control de estabilidad
  • Control de tracción
  • Asistencia al arranque en pendiente
  • Cuatro cinturones de seguridad de tres puntos
  • Anclajes Isofix
  • Detector de fatiga
  • Guantera refrigerada
  • Volante multifunción GTS (con levas de cambio)
  • Asientos delanteros deportivos en tela con emblema GTS
  • Sistema de audio Touchscreen con navegador Discover Media
  • Sistema App Connect con Mirror Screen
  • Puertos Aux y USB
  • 8 parlantes
  • Sensores de estacionamiento delanteros y traseros
  • Indicador de desgaste de pastillas de freno
  • Indicador de pérdida de presión de neumáticos
  • Climatizador bizona
  • Apertura del baúl desde el interior
  • Entrada auxiliar AUX-IN x
  • Control de velocidad crucero
  • Encendido automático de luces
  • Función “Coming and Leaving Home
  • Sensor de lluvia
  • Llantas de aleación de 18” diseño “Norwich”
  • Faros Bi-Xenón con luz de conducción en curva
  • Lavafaros
  • Tubo de escape en cromo
  • Techo solar panorámico
  • Ópticas traseras oscurecidas con tecnología LED
  • Líneas decorativas GTS en capot, techo y baúl