El Reino de las SUVs

Los lectores de Lubri-Press y Autoblog, que son usuarios de SUVs del Segmento C (compacto), manejaron y opinaron sobre el nuevo modelo importado de Corea del Sur. A continuación, qué les gustó y qué no.

El FocusGroup de la Hyundai Tucson se realizó el mes pasado en Pilar.

Los FocusGroups de Lubri-Press y Autoblog celebraron una nueva edición el mes pasado. El evento se organizó en Pilar, donde los lectores que son usuarios de SUVs del Segmento C (compacto) tuvieron la oportunidad de manejar y opinar sobre la última novedad de Hyundai: la nueva Tucson Turbo.

Gracias a una unidad cedida por Hyundai Motor Argentina y al concesionario Busan -que prestó sus instalaciones para el encuentro-, los participantes probaron en calles y autopista este modelo que llega a la Argentina con un motor 1.6 turbo (177 cv y 265 Nm), caja automática de siete velocidades (doble embrague) y tracción integral (de acople automático y con bloqueo de 4WD). Su precio es de 57.900 dólares.

Los testimonios de los participantes se reproducen a continuación.

TESTIMONIO I

Nombre: Diego Rodríguez Pizorno (42 años)
Ocupación: Contador público (maneja 30 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Toyota Rav4 2.5 AWD (2014)
Vehículos anteriores: Toyota Corolla, Volkswagen Bora y Seat Ibiza.

Me gustó: “El andar de la nueva Hyundai Tucson Turbo es muy bueno, con buena tenida y reacciones rápidas de la dirección. El motor también tiene muy buena respuesta. Además, tengo entendido que consume bastante menos que el motor 2.5 de mi Rav4. La caja automática es muy suave, ni se siente cuando pasan los cambios. Tiene muy buena visibilidad y me gustó el funcionamiento de la cámara de retroceso. El diseño es muy lindo, sobre todo con esas llantas de 18 pulgadas. No sé cómo se portarán en el ripio”.

No me gustó: “Al igual que la Rav4, no me gustan tanto las terminaciones con plásticos rígidos en el interior. Prefiero autos con materiales blandos. El precio está un poco por arriba, comparado con la Toyota. No sé cómo serán los precios de reventa, comparada con la Rav4, que yo sé que se vende muy fácil”.

TESTIMONIO II

Nombre: Leandro Arriola (39 años)
Ocupación: Empresario textil (maneja 25 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Dodge Journey 2.4 (2011)
Vehículos anteriores: Peugeot 307, Citroën C3 y Peugeot 206.

Me gustó: “El diseño del interior me gustó, sobre todo los detalles y los comandos, que son fáciles de usar, claros, bien intuitivos. El diseño exterior me encantó, está muy logrado. Esta generación de la Tucson es lindísima. El motor me pareció muy bueno, con potencia en alta y una caja automática genial, sin tironeos. No se siente cuando pasa los cambios. El espacio interior está muy bien, es cómoda. Está muy bueno que tenga rueda de auxilio igual a las otras cuatro. Es un detalle fundamental. Me gustó la garantía. El equipamiento de seguridad es genial, tiene todo: seis airbags, control de estabilidad, control de tracción. Hasta mi hijo Gregorio, de siete años, me dijo que le pareció un auto seguro”.

No me gustó: “Las llantas son de perfil bajo y me dio la sensación de que transmiten ruidos a alta velocidad. La suspensión trasera la sentí un poco seca, sobre todo cuando pasa por algunos pozos. No me pareció que se sienta cómoda en caminos desparejos. En ruta y autopista, en cambio, es perfecta. La visión hacia atrás, desde el espejo interior, es un poco acotada. El precio es algo elevado”.

TESTIMONIO III

Nombre: Gabriel Antonio Luque (46 años)
Ocupación: Contador y fotógrafo (maneja 30 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Ford Kuga SEL 4WD (2017)
Vehículos anteriores: Ford Mondeo, Peugeot 408 y Ford Focus.

Me gustó: “La posición de manejo me gustó mucho. La terminación del interior es buena. El equipamiento es completo, incluyendo el techo panorámico, la cámara de retroceso y la rueda de auxilio igual a las otras cuatro. El diseño está muy bueno. El baúl es amplio. El andar está muy bien, se comporta más como un auto, si la compara por ejemplo con mi Kuga. La caja automática de la Kuga tiene también una respuesta más lenta que en la Tucson. En la Hyundai los cambios de marcha no se sienten cuando pasan”.

No me gustó: “La respuesta del motor no me gustó, en comparación con la Kuga. Probé varias veces de acelerar de 80 a 120 km/h y la reacción del motor no es tan contundente como con el 2.0 Ecoboost de mi Kuga. Hay más de 60 caballos de diferencia. Después está el tema del ruido del viento, pensé que era sólo en la Kuga, pero a partir de 110 km/h se siente el ruido aerodinámico. Me pasó lo mismo con algunos ruiditos del interior, igual que en la Kuga. Se nota que son autos grandes. Los neumáticos me parecieron un poco más ruidosos que en la Kuga. Los precios están un poquito arriba, sobre todo porque Ford está con muchos descuentos, por eso compré la Kuga”.

TESTIMONIO IV

Nombre: Patricio Hernán Orman (37 años)
Ocupación: Analista de Sistemas (maneja 20 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Ford KugaTitanium (2017)
Vehículos anteriores: Volkswagen CC, VW Passat y Ford Mondeo.

Me gustó: “Me gustó la caja de siete velocidades y doble embrague, por la agilidad y la suavidad que tiene para pasar los cambios. Está muy bien que el sistema de doble tracción permita el bloqueo de 4WD y que tenga los diferentes modos Eco y Sport, para economizar combustible y un manejo más deportivo. El diseño me gustó mucho. Es importante destacar que tiene la rueda de auxilio igual a las cuatro titulares, me parece algo fundamental”.

No me gustó: “El motor acelera bien, tiene buena respuesta, pero me pareció un poco ruidoso a partir de las 4.000 rpm. El diseño interior es demasiado sobrio, tiene demasiados plásticos duros para mi gusto. La trompa me pareció muy larga y el parabrisas es algo estrecho: soy alto y se me complicó encontrar una posición de manejo con buena visibilidad. Le faltan algunos detalles de tecnología que, a mi gusto personal, debería tener, como sistema de estacionamiento automático o portón trasero de apertura automática”.

TESTIMONIO V

Nombre: Nicolás Dias (32 años)
Ocupación: Asesor Impositivo y hotelero
Vehículo actual: Ford Kuga 2.0 AWD Titanium
Vehículos anteriores: Toyota SW4, Fiat 500 y Arenero Gordini (“con block soldado”)

Me gustó: “Es muy buena la nueva caja de cambios automática de la Tucson. Es muy superior a la que tiene la Kuga. Las butacas son amplias y cómodas. La respuesta del motor es muy buena, tanto en modo Eco como Sport. Tiene muy buenas reacciones. Para ser 1.6, el motor tiene muy buena respuesta, se parece bastante a la Kuga, aunque se siente la falta de empuje en alta. El diseño exterior es muy lindo, es un gran avance con respecto a la anterior Tucson. El diseño del interior también me gustó, sobre todo por el techo panorámico, muy fácil de abrir. El precio es coherente para ser un auto importado”.

No me gustó: “Tiene demasiados plásticos duros en el interior, uno esperaría otra cosa en un vehículo de este valor, aunque es algo bastante común en este segmento. El freno de estacionamiento es tipo pick-up, con un pedal, me costó encontrarlo. El sistema de doble tracción está muy bien que tenga bloqueo de 4×4, pero preferiría que también la doble tracción se pudiera desconectar por completo, para economizar combustible. Acá es a demanda y el sistema elige en qué momento conecta y desconecta”.

TESTIMONIO VI

Nombre: Daniel Riganti (22 años)
Ocupación: Trabaja en una empresa de construcción (maneja 20 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Volkswagen Tiguan 2.0 TSi (2013)
Vehículos anteriores: Volkswagen Amarok, Peugeot 208 y Chevrolet Corsa

Me gustó: “El diseño es muy agradable. Me gustó tanto por fuera como por dentro. En el interior es muy linda y tiene buena calidad. En ruta me pareció muy estable y con buena respuesta del motor, pero lo que más se destaca es el funcionamiento de la caja automática. Hace que el motor trabaje siempre tranquilo y el paso de marcha con el sistema de doble embrague es imperceptible. Probé el sistema de control de crucero, funcionó bien. Y tiene en el apartado multimedia todo lo que necesita un auto de este segmento, aunque me costó conectar mi teléfono One Plus 5 con Android. Un tema importantísimo es que tiene la rueda de auxilio del mismo tamaño de las titulares”.

No me gustó: “El climatizador me pareció algo brusco, con 23 grados me moría de frío. No le encontré mucha utilidad al modo Sport. Incluso a cierta velocidad, cuando pisás a fondo, responde más rápido en modo Normal que en Sport. Creo que por este precio debería tener faros de Xenón. También me interesaría una versión con este motor turbo y esta caja automática, pero sólo con tracción simple. El precio es lógico, pero se está metiendo en un terreno de marcas con mucha más trayectoria en nuestro mercado”.

TESTIMONIO VII

Nombre: Bernardo Cabral (28 años)
Ocupación: Abogado (maneja 40 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: BMW X1 sDrive20i (2017)
Vehículos anteriores: Audi A1 S-Line, Hyundai Genesis y Peugeot 207 RC

Me gustó: “El diseño exterior, el espacio del habitáculo, el baúl y el andar están entre las cosas que más me gustaron. Se maneja y se siente como un auto, no rola mucho en las curvas, el andar es muy bueno. Es muy estable y transmite gran seguridad. El motor está bien, es silencioso, pero no tiene tanto empuje como mi X1. La caja está muy bien, pero debería tener levas al volante. La calidad de la terminación de los materiales no tiene nada que envidiarle a un auto alemán. El precio es lógico, sobre todo porque tiene doble tracción. La X1 cuesta casi lo mismo, pero tiene tracción simple. La rueda de auxilio tiene el mismo tamaño de las titulares”.

No me gustó: “Las levas al volante que mencioné ayudarían a que el manejo fuera todavía más divertido. Por el precio que tiene debería venir con apertura automática del baúl”.

TESTIMONIO VIII

Nombre: Rubén Abadi (61 años)
Ocupación: Fabricante textil (maneja 35 mil kilómetros al año)
Vehículo actual: Chevrolet Captiva (2016)
Vehículos anteriores: Otra Chevrolet Captiva, un Citroën C4 y un Chevrolet Meriva.

Me gustó: “El andar que tiene es muy suave. La caja de cambios es muy buena, casi no se nota cuando pasan los cambios. La respuesta del motor también es muy buena, sobre todo cuando el turbo empuja. El diseño y las proporciones me gustan mucho. Es un vehículo fácil de maniobrar. Tengo entendido que tiene un consumo bajo. La rueda de auxilio es igual a las otras cuatro, me gusta eso. Es un auto que se siente robusto. Tengo muchos amigos con productos de Hyundai y están todos muy contentos. El precio es lógico por lo que ofrece y por los impuestos que paga”.

No me gustó: “En el interior tiene demasiados plásticos duros. El freno de estacionamiento es con pedal, como en las viejas pick-ups. Debería tener un botón”.

 

Agradecimientos: Hyundai Motor Argentina y Busan Motors

También te puede interesar...