El gran hermano francés

La sigla GTi la inventó Volkswagen, con el Golf, en 1975. Pero pocas marcas supieron copiar tan bien su filosofía como Peugeot.

El primer GTi del León fue el 205, surgido en 1983. Era un auto del segmento chico y aún hoy se lo reverencia como uno de los mejores hot-hatchs de la historia.

Pero cuando el Golf comenzó a crecer en dimensiones y se posicionó con claridad como el referente mundial del segmento compacto, en Peugeot se vieron obligados a seguirles el paso con un auto más grande. Así surgió el 309, en 1985, que también tuvo una versión GTi.

Llantas negras de 18 pulgadas, emblemas GTi, alerón trasero y logo del León con marco negro son los detalles exclusivos.

Desde entonces, todos los Peugeot del segmento compacto (306, 307 y 308) tuvieron una variante Grand Tourer Injection. La última evolución de ellos, el 308 GTi, se lanzó a la venta en la Argentina en junio pasado y ahora un ejemplar estuvo por una semana en las manos de Lubri-Press. La crítica completa se reproduce a continuación.

Por fuera

Desde que se fabrica en la Argentina, a comienzos de este año, el 308 ya es una silueta conocida en nuestras calles. Y, con excepción de los detalles puntuales que sólo distinguirán los más fanáticos, la presencia del GTi francés pasa desapercibida con facilidad.

Esos detalles son: emblema del León sobre el capot con marco negro, logo GTi tras las ruedas delanteras, faros bixenón, llantas negras de 18 pulgadas, alerón sobre la luneta y difusor trasero negro, con doble salida de escape cromada.

Para ver estas diferencias con más detalle, Lubri-Press puso un 308 GTi junto a un 308 Sport (163 cv, 168 mil pesos) y los comparó punto por punto (ver aparte).

Los faros bixenón y el filete cromado sobre la tapa del baúl también lo distinguen.

Por lo demás, la estética general del 308 no es la más agraciada en la historia de los Peugeot compactos. Sus volúmenes parecen inflamados, sobre todo en la parte trasera. Al ver al nuevo y atractivo 208, queda claro que el 308 forma parte de una escuela de diseño que Peugeot ya comenzó a abandonar.

La cosmética deportiva del GTi ayuda a realzar su imagen, pero no alcanza.

Su rival más directo, el Golf GTi, tampoco es un dechado de vanguardismo y líneas arriesgadas. Pero, en la Argentina, cuenta con la ventaja de un mayor exotismo, ya que el Golf VI sólo llegó a nuestro país en su versión deportiva.

Por dentro

A simple vista, y con respecto al 308 normal, los cambios en el GTi son pocos y puntuales. Los detalles más notorios son: las butacas deportivas con logo bordado, los revestimientos en cuero con costuras rojas y el volante con emblema y apoyo cromado para los pulgares.

El volante no es multifunción. El navegador satelital viene de serie.

Pero las diferencias son más apreciables cuando se reemplaza la vista por el tacto. Las terminaciones del 308 francés están más cuidadas que en el 308 argentino. Y los materiales utilizados son de mejor calidad.

La visera del instrumental, por ejemplo, es de goma blanda. Pero mientras en el GTi se nota una buena cantidad de relleno, en el 308 local flexiona como si estuviera vacía. O derretida. Son detalles menores, pero notorios.

De todos modos, el 308 se ubica hoy entre los compactos de fabricación regional con mejor calidad y mayor equipamiento. Y ese es un buen punto de partida para el GTi, que exacerba estas virtudes con una cabina bien construida y muy bien abastecida.

Las butacas tienen un diseño muy atractivo, aunque sujetan menos de lo que prometen.

Viene con climatizador bizona, techo panorámico fijo (con cortina parasol de plegado eléctrico), sensores de estacionamiento delanteros y traseros, control de crucero, sensor de lluvia, encendido automático de luces, equipo de audio con ocho parlantes y GPS con pantalla de siete pulgadas.

La posición de manejo es cómoda. El volante se regula en altura y profundidad. Y tan sólo se puede criticar que las butacas sean deportivas sólo en estética, ya que el relleno de los asientos es muy blando: cede bastante ante la presión del cuerpo en las curvas.

Es posible, también, que esto sea culpa del sobrepeso del crítico, que ya ingresó en plena campaña de brindis de fin de año.

A la vista, es casi idéntico al 308 argentino. Las diferencias, a favor del francés, saltan al tacto.

Detrás, hay espacio para tres adultos. Y el baúl resulta más que holgado: tiene 430 litros de capacidad, a pesar de que lleva una rueda de auxilio idéntica a las titulares. Roba bastante espacio, pero es una tranquilidad contar con ella en caso de urgencia.

Seguridad

Los 308 argentinos más caros vienen muy bien equipados en este aspecto y el GTi francés no podía ser la excepción: trae de serie seis airbags, frenos ABS, control de estabilidad.

A modo de referencia, un 308 francés (1.6 diesel) fue sometido en 2009 a las pruebas de choque de EuroNCAP y obtuvo una calificación de cinco estrellas, con 82% de protección para adultos, 81% para niños y 53% para peatones.

Motor y transmisión

Debajo de la carrocería discreta y tal vez poco agraciada del 308, se oculta el gran secreto que hace honor a las siglas GTi: la misma mecánica de la coupé RCZ.

Se trata del conocido propulsor 1.6 THP -desarrollado por BMW y PSA-, que ya prácticamente podemos encontrar en casi todos los modelos de Peugeot y Citroën.

El conocido motor 1.6 THP en su máxima expresión: 200 cv y 275 Nm.

Pero, en este caso, se trabajó en la presión del turbo, el sistema de admisión y la electrónica para entregar 200 caballos de potencia a 5.800 rpm y 275 Nm de torque desde 1.700 rpm.

La caja es manual, de seis velocidades. La tracción, delantera. Esta transmisión manual es muy buena –aunque se agradecería un recorrido de palanca más corto, para el manejo deportivo- y sería una buena idea que la ofreciera el nuevo 308 Sport, que se vende sólo con la secuencial de seis marchas.

Comportamiento

Las dudas sobre el diseño se olvidan por completo a la hora de manejar este GTi. La respuesta del motor es contundente, empuja con decisión desde muy bajas vueltas, pero lo mejor de sí lo obsequia a partir de las 4.000 rpm, con un empuje lineal hasta el corte en las 6.500 rpm y un sonido muy agradable para los oídos.

La suspensión y –en especial- los frenos fueron trabajados a conciencia para convertir a este tranquilo –en apariencia- hatchback, en una bestia con 200 burros y prestaciones de muy buen nivel.

Es un auto de concepción urbana, pero con prestaciones que piden ruta.

La dirección acompaña, pero cuando se la exige a fondo deja en evidencia un detalle: la suspensión trasera es la misma de todos los otros 308. Es decir: un eje torsional.

No hay que olvidar que su rival más directo, el Golf GTi, tiene suspensión trasera totalmente independiente, con esquema multibrazo, algo que también ofrecen desde hace tiempo otros hatchbacks del segmento compacto menos deportivos, como el Ford Focus.

En el manejo diario, la diferencia no se siente demasiado. De hecho, el Peugeot tiene un andar más confortable y mullido que el Golf. Pero, cuando se lo exige a fondo –y de eso se trata la compra de un GTi-, saltan las diferencias a favor del alemán.

El Golf tiene una tendencia a deslizar el eje trasero -muy dócil y controlable- que sorprende en un auto de tracción delantera. Ese desempeño tan ágil es impagable. El Peugeot es muy veloz y previsible, pero –también hay que decirlo- más aburrido.

Alcanza una máxima de 235 km/h. Y acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos.

De todos modos, este 308 no deja de ser un verdadero misil en la ruta: acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 235 km/h.

Conclusión

El Peugeot 308 ofrece hoy la gama más completa de motorizaciones para el segmento de los compactos. Y el GTi está en la cima de la pirámide, con una estética que lo distingue del resto de sus hermanos, una calidad de terminación francesa superior y prestaciones de primer nivel.

Por debajo de él está el 308 Sport. Resulta 40 mil pesos más barato y tiene 37 caballos de fuerza menos. Pero no tiene la misma calidad del GTi, no se le acerca en prestaciones y sólo se ofrece con caja automática.

Por encima del 308 GTi hay otro abismo: son los 60 mil pesos extra que cuesta la coupé RCZ. Tiene el mismo motor con 200 caballos del GTi y un diseño espectacular, pero el salto en dinero es grande y su practicidad está limitada por su habitáculo para dos adultos y dos niños.

Pero su verdadero punto de referencia no es otro Peugeot, sino otro GTi: el Volkswagen Golf. El alemán supera al francés por chasis, motor, caja e incluso exotismo (hablando siempre de las calles argentinas).

Las diferencias estéticas son pocas con respecto al 308 normal. El GTi pasa desapercibido con facilidad en nuestras calles.

Sin embargo, las dudas surgen a la hora de sentarse a hacer números. Un Golf GTi con navegador satelital cuesta hoy 30 mil pesos más que un 308 GTi. Y su equipamiento es bastante más pobre: no tiene sensores de estacionamiento, ni control de crucero, ni rueda de auxilio homogénea, ni puerto USB, ni encendido automático de luces, ni sensor de lluvia, ni espejo electrocrómico…

De las muchas batallas que Peugeot y Volkswagen disputaron en el segmento de los GTi, esta última tiene un resultado algo dispar. El Golf se impone en la relación costo/diversión. Pero el 308 ofrece mucho más equipamiento, a cambio de menos dinero. Lubri-Press prefiere la primera ecuación, pero comprende que haya otros que se inclinen por la segunda.

Dicen que la batalla tendrá un nuevo round el año que viene. Peugeot ya confirmó el nuevo 208 GTi (200 cv) para la Argentina. Y Volkswagen traerá el nuevo Golf VII GTi de 220 cv.

Buena noticia para los fanáticos: la más antigua rivalidad entre los hot-hatchs tiene el futuro asegurado.

C.C.

Fotos de Tinta Digital

 

FICHA TECNICA

Modelo probado: Peugeot 308 GTi

Precio: 206.500 pesos

Garantía: Tres años o 100 mil kilómtros

Comercializa: Peugeot Argentina (www.peugeot.com.ar)

MOTOR

Tipo: delantero transversal, cuatro cilindros en línea, cuatro válvulas por cilindro, inyección directa, turbocompresor, intercooler.

Cilindrada: 1.598 cc

Potencia: 200 cv a 5.800 rpm

Torque: 275 Nm a 1.700 rpm

TRANSMISIÓN

Tipo: tracción delantera, con control electrónico.

Caja: manual, de seis velocidades.

CHASIS

Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos presurizados.

Suspensión trasera: eje torsional, con resortes helicoidales y amortiguadores hidráulicos presurizados.

Frenos delanteros: discos ventilados.

Frenos traseros: discos macizos.

Dirección: de cremallera, con asistencia electrohidráulica.

Neumáticos: 225/40 R18Y

PRESTACIONES

Velocidad máxima: 235 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,5 segundos.

Consumo urbano: 9,7 l/100km

Consumo extraurbano: 6,0 l/100km

Consumo medio: 6,9 l/100km

MEDICIONES

Largo / ancho / alto: 4.276 mm / 1.815 mm / 1.488 mm

Distancia entre ejes: 2.608 mm

Peso en orden de marcha: 1.399 kg

Capacidad de baúl: 430 litros

Capacidad de combustible: 60 litros

EQUIPAMIENTO

Frenois ABS (con repartidor eléctronico de frenado y asistencia al frenado de urgencia)

Control de estabilidad

Doble airbag frontal

Doble airbag lateral delantero

Doble airbag de cortina

Apoyapié activo

Alarma volumétrica y perimétrica

Antiarranque electrónico con llave codificada

Volante colapsable

Cierre automático de puertas en rodaje

Cierre centralizado de puertas con Plip

Seguridad niños eléctrica puertas traseras

Corte automático de combustible en caso de accidente

Cinturones de seguridad delanteros pirotécnicos regulables en altura

Cinturones de seguridad traseros inerciales de 3 puntos

Cinturones de seguridad inerciales con limitador de esfuerzo en plazas laterales

Encendido automático de las luces de emergencia

Faros bi- Xenón con lavaproyectores + AFS

Faros antiniebla delanteros

Faro antiniebla trasero (1)

Faros alerta de marcha reversa (2)

Tercera luz de stop

Rueda de auxilio homogénea

Climatizador automático con regulación separada izq/dcha

Salidas climatización plazas traseras

Alarma de olvido de faros encendidos y de olvido de llave

Apoyabrazos centrales delanteros individuales

Apoyabrazos central trasero

Asiento del conductor regulable en altura

Asiento del pasajero regulable en altura

Iluminación de acompañamiento “Follow me Home”

Kit manos libres con conexión “Bluetooth”

Levantavidrios eléctricos secuenciales con antipinzamiento (4)

Espejos de cortesía iluminados conductor y pasajero

Guantera refrigerada

Toma 12v consola central

Techo cielo vidriado hasta plazas traseras con cobertor eléctrico

Volante regulable en altura y profundidad

Asistencia al estacionamiento delantero y trasero

Dirección asistida variable

Espejos retrovisores exteriores con mando eléctrico

Espejos retrovisores exteriores rebatibles eléctricamente

Espejo retrovisor interior automático día/noche

Computadora de abordo multifunción

Control de velocidad crucero

Encendido automático de luces

Limitador de velocidad

Limpiaparabrisas con detector automático de lluvia

Asiento trasero rebatible 2/3 – 1/3

Pedalera y reposapie en aluminio

Pomo palanca de cambios en cuero con botón cromado de marchas

Tablero de instrumentos sport en fondo blanco

Volante forrado en cuero con siglas GTI en simil aluminio

Radio AM/FM con CD MP3 y WMA

Sistema de audio Hi Fi (8 parlantes)

Toma USB + Auxiliar

Sistema Audio y Navegación RNEG con pantalla motorizada de 7 pulgadas

Ópticas delanteras de vidrio liso

Contorno grilla cromada

Monograma GTI en puertas delanteras

Baguetas color carrocería

Luces diurnas LED

Alerón trasero

Doble salida de escape cromada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.