Lubricante para las transmisiones Allison

Shell, el mayor proveedor de lubricantes a nivel mundial, introduce al mercado argentino el lubricante para transmisiones de vehículos pesados Spirax S6 ATF A295. Este fluido sintético, que cumple los requerimientos de garantía estándar y extendida de Allison TES 295,  ha sido formulado con el fin de alcanzar la mayor eficiencia y protección al menor costo por kilómetro.

Spirax S6 ATF A295 fue desarrollado específicamente para transmisiones de servicio pesado Allison utilizadas en aplicaciones de transporte y servicios públicos, tales como: camiones modernos de alta performance, autobuses, vehículos utilitarios o remolques. Por su formulación, este nuevo producto de Shell Lubricantes  es una  excelente elección para el uso en aplicaciones que requieren MB 236.91 o GM DEXRON III.

 

El intervalo de drenaje de lubricante con este nuevo producto es de hasta 240 mil kilómetros en condiciones severas y de hasta 480 mil en condiciones normales de operación.

El intervalo de drenaje de lubricante con este nuevo producto es de hasta 240 mil kilómetros en condiciones severas y de hasta 480 mil en condiciones normales de operación.

El intervalo de drenaje de lubricante con este nuevo producto es de hasta 240 mil kilómetros en condiciones severas y de hasta 480 mil en condiciones normales de operación.

El intervalo de drenaje de lubricante con este nuevo producto es de hasta 240 mil kilómetros en condiciones severas y de hasta 480 mil en condiciones normales de operación.

 

La protección que Shell Spirax S6 ATF A295 otorga a las transmisiones automáticas contra el desgaste, el picado y la corrosión ayuda a resguardar la vida de los componentes del vehículo y en consecuencia a disminuir los costos de mantenimiento. Por otro lado, el intervalo de drenaje de lubricante con este nuevo producto es de hasta 240.000 Km. en condiciones severas y de hasta 480.000 Km. en condiciones normales de operación, sin riesgo para los componentes de la transmisión o la garantía.

 

Este nuevo lubricante se suma a la completa línea de productos y servicios para vehículos pesados que Shell ofrece para mantener el alto rendimiento de los componentes de los vehículos y atender las necesidades de los operadores de flotas. Completan la totalidad de la gama: Shell Rimula R6 LM, que brinda protección al motor de trabajo pesado en tres áreas críticas: lo protege contra la corrosión de los ácidos que se forman al quemarse combustible, disminuye la cantidad de suciedad  y al mantener separadas las superficies móviles del motor, prolonga su vida útil; las grasas Shell Gadus y el servicio Shell LubeAnalyst, que monitorea el estado del lubricante y los equipos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.